Saltar al contenido

PARQUE EÓLICO BETA & ALPHA CERRADO POR INVADIR Y PROFANAR SITIOS SAGRADOS DEL PUEBLO WAYUU.

El 26 de octubre del año 2021, las comunidades indígenas wayuu de SIWOLU ll y lll, habrían salido forzosamente de sus territorios ancestrales por posibles problemas internos que habrían sido propiciados en el marco de la implementacion de proyectos de energía alternativa en sus comunidades. Según testimonios de la comunidad en aquella oportunidad, las empresas RENOVATIO y EDPR, habrían ingresado a sus territorios de manera arbitraria en contravia al consentimiento previo libre e informado como derecho fundamental de los pueblos indígenas en el mundo, lo que habría generado todo un escenario de amenazas y enfrentamientos por parte de otra familia que si había sido consultada y estaba de acuerdo con la implementación del proyecto dentro de los territorios indígenas wayuu.

Para aquella oportunidad a estas comunidades les habrían dado 24 horas para que salieran del territorio, llegando inicialmente al municipio de uribia en donde no les habrían brindado ninguna clase de acompañamiento, decidiendo salir hasta la ciudad capital del Departamento de la Guajira y solicitarle a la empresa EDPR que por favor intervinieran en el asunto como ejecutores del proyecto y les garantizaran su tranquilidad y convivencia, pero la respuesta fue negativa y que eso era competencia del estado y que fueran a la Gobernación en donde tampoco les habrían prestado atención decidiendo estas comunidades encadenarse en la entrada de la Gobernación como señal de protesta.

Finalmente la Dirección de asuntos indígenas del Ministerio del Interior, la Gobernación de la Guajira y la Alcaldía de Uribia le garantizaron el retorno a estas comunidades, previas concialiaciones y diálogos con la otra familia pero con compromisos de fianzas económicas que se debían entregar entre las partes como señal de respeto.

El problema interno según informaciones de estas comunidades fue resuelto, pero las graves violaciones a sus derechos fundamentales al territorio, a la vida, al medio ambiente y lo más importante el consentimiento previo libre e informado como derecho fundamental de los pueblos indígenas en el mundo nunca fue reconocido por parte de la empresa Renovatio y EDPR encargados de la ejecución y puesta en marcha del parque eólico más grande del país (Alpha & Beta). Según testimonios de las comunidades de SIWOLU ll y lll, las empresas Renovatio y EDPR, ingresaron a sus territorios de manera arbitraria, profanaron sus sitios sagrados, masacraron a la Fauna y a la flora y lo peor llegaron a generar conflictos y enfrentamientos entre familias con graves saldos de desplazamientos y asesinatos.

Las comunidades wayuu de SIWOLU II y III en cabeza de sus Autoridades Claniles y/o Tradicionales, por las graves violaciones a sus derechos fundamentales al territorio, a la vida, al medio ambiente y por supuesto al consentimiento previo libre e informado, en uso de sus facultades legales y constitucionales a la Autonomía y Libre determinación y bajo el amparo que les otorga el Derecho Propio del sistema normativo wayuu, desde el día 04 de abril del presente año, decidieron cerrarle el paso a la implementación de los proyectos de energía eólica en sus territorios a cargo de las empresas Renovatio y EDPR, hasta tanto la Dirección de la Autoridad Nacional de Consulta Previa emitiera la resolución de procedencia de consulta previa para estas comunidades.

Por otro lado es importante resaltar que los proyectos de energía eólica ALPHA & BETA, son consideradas las eólicas mas grandes del país y cuyo proyecto debería estrenarse en el cuarto trimestre del año según la revista portafolio.

Cómo ONG de Derechos Humanos, hemos venido alertando al estado colombiano y a la comunidad internacional acerca de las graves violaciones a los derechos fundamentales de los pueblos indígenas a la vida, al territorio, al medio ambiente, a la autonomía y libre determinación y por supuesto al consentimiento previo libre e informado para que las comunidades puedan decidir sobre sus propias prioridades, situación que viene generando todo un escenario de discordia y enfrentamientos entre familias wayuu con lamentables saldos de asesinatos y desplazamiento, pero el estado colombiano y sus instituciones garantes se hacen los de vista gorda ante semejante situación que podría estar acelerando el exterminio del pueblo wayuu.

Lo que podría ser una gran oportunidad para la pervivencia del pueblo wayuu se está convirtiendo en una seria amenaza de exterminio.

Y para contextualizar y discernir, estos hechos lamentables de derramamiento de sangre y desplazamiento forzado por cuentas de la implementacion de los proyectos de energía eólica en los territorios indígenas wayuu, no hacen parte de los discursos políticos tanto de los senadores y congresistas ya elegidos así como tampoco de los candidatos presidenciales que solo alimentan el discurso del odio y la discriminación, mientras tanto la etnia más grande del país se encuentra en grave riesgo de exterminio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *